Las tecnologías digitales pueden hacer que el mundo real sea más habitable y sostenible
Sustainable Development Goals digital technologies

11 de junio de 2022

Las tecnologías digitales pueden hacer que el mundo real sea más habitable y sostenible. así es cómo:

  • El mundo se encuentra nuevamente en un punto de inflexión y, una vez más, la tecnología es parte de la solución.
  • Se necesita un fuerte liderazgo de la comunidad empresarial para garantizar que la tecnología se utilice de manera responsable y sostenible.
  • El enfoque debe estar en el despliegue de tecnologías digitales que hagan que el mundo real sea mucho más habitable y sostenible.

Cuando me gradué en 1989, sentí que el mundo me pertenecía. Con la caída del Muro de Berlín, terminó la Guerra Fría y se aceleró la globalización.

Al mismo tiempo, las tecnologías digitales abren posibilidades ilimitadas: el mismo año se lanza la World Wide Web; la tecnología de la información florecía; Internet comenzaba a conectar a las personas.

El sueño era crear una aldea global donde todos fueran bienvenidos a comunicarse, comerciar e intercambiar conocimientos e información. Las esperanzas eran altas.

Ahora, más de tres décadas después, nos encontramos de nuevo en un punto de inflexión. Mucho antes de la pandemia, se estaba produciendo una reversión de la globalización. Con la ayuda de las redes sociales, el nacionalismo y las políticas de identidad ganaron terreno en muchos países y generaron tensiones geopolíticas y disputas comerciales.

Hoy, las mismas tecnologías digitales que una vez conectaron el mundo lo están dividiendo. Se utilizan para difundir información errónea y propaganda y para amplificar puntos de vista extremos. Han hecho que nuestras sociedades sean más vulnerables a la manipulación y los ataques.

Dados estos desarrollos a más largo plazo, fue decepcionante, pero no sorprendente, que las estrategias internacionales coordinadas para contener la pandemia de COVID-19 fueran raras. Y ahora la guerra en Ucrania está intensificando aún más la fragmentación de nuestro mundo.

Las tecnologías digitales pueden ser un poder para el bien

Con todo esto en mente, ¿es una tontería creer que la tecnología puede volver a generar grandes esperanzas e impulsar el progreso, como lo hizo en 1989? ¿Puede la tecnología salvar al mundo de nuevo?

Hemos visto cómo la tecnología digital empodera a las personas para mantenerse conectadas y llegar a otros, a las empresas para que las empresas sigan funcionando y a innovadores como BioNTech y Moderna para crecer y producir en masa vacunas contra el COVID-19 en tiempo récord.

Estos desarrollos, durante la pandemia, demuestran que la tecnología digital sigue siendo un factor clave para un futuro mejor. Pero también muestran cuán vital es un liderazgo fuerte en los negocios para el progreso, especialmente en tiempos de crisis.

Si bien los líderes empresariales no deben tratar de ser políticos, pueden y deben abordar los grandes y apremiantes desafíos que enfrenta la humanidad. El exsecretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, los llamó una vez “desafíos sin pasaporte”.

Todos nos vemos afectados por estos desafíos, independientemente de nuestra nacionalidad y nuestra constelación geopolítica. Y son descritos por el Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Incluyen pobreza cero, hambre cero, buena salud y bienestar, educación de calidad, acción climática, paz, justicia e instituciones sólidas, consumo y producción responsables, por citar solo algunos.

Si las empresas optan por utilizar las tecnologías digitales de manera responsable y sostenible, de hecho puede ser una fuerza poderosa para resolver los grandes desafíos que enfrentamos. Imagen: Naciones Unidas

Alcanzar estos objetivos para 2030 requerirá un flujo constante de innovación y el despliegue de tecnologías digitales avanzadas a escala y durante un largo período de tiempo. Afortunadamente, eso es exactamente lo que hacen los negocios.

El sector privado es el principal impulsor de la innovación y la tecnología. En los Estados Unidos, por ejemplo, representa casi las tres cuartas partes del gasto total en I+D del país. Y, por supuesto, también juega un papel clave en la creación de empleo, el desarrollo de la fuerza laboral y la creación de valor económico.

Los ODS deben guiar los modelos de negocio

Los ODS deben servir de guía en lo que respecta a los modelos de negocio y su impacto en la sociedad. En este sentido, la Ley de Servicios Digitales de la Unión Europea recientemente promulgada es un paso importante en la dirección correcta.

Actualmente, varias empresas están realizando inversiones sustanciales en lo que se conoce como el “metaverso”, para fortalecer aún más el mundo virtual. Sin embargo, el mundo digital no debe ser un fin en sí mismo.

Nuestro objetivo debe ser utilizar el mundo digital para hacer que el mundo real sea mucho más sostenible y habitable. Me refiero a desarrollar y desplegar tecnologías que reduzcan las emisiones de CO2, brinden un transporte más limpio y confiable, brinden atención médica asequible e individualizada y reduzcan el consumo de energía y el desperdicio en la producción industrial.

En otras palabras, aprovechar el poder de la digitalización no solo para el entretenimiento y el consumo en el mundo virtual, sino para lograr un progreso tangible a escala en el mundo real.

Las tecnologías digitales pueden impulsar un cambio positivo

Nunca se trata de la tecnología digital per se, sino del progreso que podemos hacer colectivamente cuando la usamos para mejorar el mundo real. Se trata de combinar los mundos real y digital con un propósito.

Si una empresa elige usar la tecnología de manera responsable y sostenible, puede ser una fuerza poderosa para resolver los grandes desafíos que enfrentamos. De hecho, puede conducir al progreso que nuestro mundo necesita desesperadamente. De hecho, puede salvar al mundo, incluso hoy.

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This